La recuperación de Brasil, amenazada por la incertidumbre política, dice OCDE

  • Fecha: 2017-06-07
  • País: Brasil

La OCDE alertó de que la tímida recuperación de Brasil iniciada en 2017 está amenazada por la incertidumbre política que acecha al país, cuyo presidente, Michel Temer, afronta esta semana un juicio por sospechas de corrupción en la campaña de 2014.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) avisó de que "la incertidumbre política asociada a las recientes sospechas puede suponer significantes riesgos para el crecimiento", sin citar en ningún momento a Temer ni a ningún otro político brasileño.

El documento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico elevó las proyecciones de crecimiento de la mayor economía de Latinoamérica respecto a los cálculos formulados hace seis meses.

El club, que reúne a la mayoría de los países ricos, revisó al alza el PIB en 2017, que pasará del 0 % al 0,7 %, y en 2018, al aumentar del 1,2 % al 1,6 %, después de cerrar los años 2015 y 2016 con caídas de la economía del 3,8 % y el 3,6 %, respectivamente.

Se atribuye esta mejora a un control de la inflación y a un aumento de las exportaciones por "unas cosechas especialmente buenas", el aumento del precio de las mercancías y una mayor demanda, entre otros factores.

La OCDE pronosticó que la inflación bajará de un elevado 8,6 % en 2016 al 4,2 % en 2017 y 4,5 % en 2018.

Esta disminución del índice de los precios podrá suponer un balón de oxígeno para las empresas, pues habrá espacio para que estas disminuyan su coste de financiación.

La organización, con sede en París, mostró su preocupación por que se dejen sin concretar varias de las reformas por las que aboga el Gobierno conservador de Temer, que sustituyó en 2016 en la presidencia a Dilma Rousseff, destituida por el Parlamento y el Senado por haber maquillado los informes de cuentas públicas.

Resaltó que es necesario bajar los costes de la jubilación, ya que la población de 65 años o más "se triplicará" en Brasil las próximas cuatro décadas.

"Sin una reforma profunda, los gastos en pensiones pueden aumentar en casi el 3 % del PIB en 2030", alertó la OCDE, que recordó que el Estado ya gasta en el pago de pensiones el 8,2 % de su riqueza.

El organismo apostó por centrar las prestaciones de forma más precisa y equilibrada para frenar "la desigualdad y la pobreza".

Otro de los asuntos que preocupa al grupo es la reforma del mercado laboral, considerado "rígido" por la dificultad en contratar, despedir y en establecer los horarios laborales.

El Ejecutivo de Temer espera aprobar en los próximos meses una reforma que ha creado polémica por abrir la puerta a la rebaja de los costes laborales, desligar la negociación colectiva de la ley y restar protagonismo a los sindicatos.

Las barreras al comercio, que a pesar de los progresos aún son "elevadas", el alto déficit (superior al 9 % del PIB) y el elevado endeudamiento por el agravamiento de la cotización de la deuda brasileña (el Estado paga el 9 % de interés para financiarse) son otras tres debilidades detectadas por la OCDE.

FUENTE: finanzas.com