El blanqueo Argentino duplicó la Economía Uruguaya

  • Fecha: 2017-04-12
  • País: Uruguay

En el marco del régimen de Sinceramiento Fiscal de Argentina, se blanquearon US$ 116.000 millones en fondos y bienes, según reveló este martes el gobierno argentino, que confirmó una cifra similar a la que se preveía en el mercado en los últimos días. La millonaria cifra más que duplica al PIB de Uruguay que en 2016 alcanzó los US$ 52.689 millones.

Las inversiones exteriorizadas en el país fueron US$ 900 millones, mientras que fuera del país fue de US$ 55.000 millones. De estas últimas, el 30% se encontraban en Estados Unidos; 26%, en Suiza, y 15% las Islas Vírgenes.

En el caso de inmuebles exteriorizados, la valuación total declarada alcanzó los US$ 21.500 millones y estuvieron compuestos por 110.000 inmuebles en Argentina y 57.000 inmuebles en el exterior.

El titular de la AFIP detalló que del 100% de lo recaudado, el 98% se realizó por medio del pago del impuesto y 2% por medio de la adquisición de bonos. A partir de ahora, "los propios contribuyentes van a tener que incluir sus bienes exteriorizados en sus próximas declaraciones juradas", destacó.

Además, aclaró que en los próximos meses "se va a seguir explotando toda la información que viene desde el exterior por medio de distintos intercambios de información de país a país". "En dos meses vamos a arrancar con la segunda etapa del sinceramiento", expresó.

A fines de noviembre, el sinceramiento fiscal había sumado US$ 21.863 millones entre blanqueo de efectivo, cuentas bancarias, participaciones societarias y otros activos financieros, e inmuebles, declarados en el país y en el exterior.

Luego de las cifras reveladas en noviembre, el blanqueo continuó hasta el 31 de diciembre para quienes querían declarar bienes y cuentas pagando el 10% de comisión, mientras que el pasado 31 de marzo fue la fecha límite para quienes quisieron hacerlo pero pagando el 15%.

El tratamiento impositivo que tendrán los bienes que se exterioricen será, en algunos casos, diferente del que se aplicó habitualmente año tras año, en las liquidaciones tradicionales de cada uno de los impuestos. Asimismo, habrá cambios en el impuesto patrimonial de bienes personales para los que no se incorporan al blanqueo.

 

FUENTE: elobservador.com.uy