El patrimonio de los estadounidenses llega a los 100 billones de dólares

  • Fecha: 2018-06-08
  • País: Worldwide

Los estadounidenses son más ricos que nunca. El patrimonio que acumulan las familias superó los 100 billones de dólares (cerca de 85 billones de euros) en el primer trimestre. Son seis billones de dólares más que desde marzo de 2017, periodo que coincide con el primer año de Donald Trump en la Casa Blanca. Y eso pese a que las inversiones en activos financieros cayeron a comienzos de año por la volatilidad en Wall Street. Buena parte de este avance se atribuye a la apreciación de la vivienda.

 

El valor de las propiedades inmobiliarias en EE UU subió casi un 7% en marzo respecto al mismo mes del año anterior, un ritmo similar al que se vio en febrero. El pasado trimestre, sin embargo, el índice S&P 500 sufrió una caída del 1,2%. El incremento del patrimonio significa que los hogares tienen más dinero a mano para consumir. Es el principal contribuyente del crecimiento económico, al representar dos terceras partes del producto interior bruto.

Los datos de la Reserva Federal muestran también que la deuda de las familias crece, aunque con una tendencia más moderada. Lo hizo un 3,3%, hasta los 15,6 billones de dólares. El alza de tipos de interés, sin embargo, podría explicar que los estadounidenses estén empezando a pedir crédito con menos entusiasmo. La concesión de hipotecas creció un 2,9% y un 4,2% los créditos para la compra de un coche.

El patrimonio de los estadounidenses está creciendo de una manera continuadadesde el final de la Gran Recesión. Lo ha hecho en paralelo a la remontada de Wall Street y de la mejora en el mercado laboral. La tasa de paro en EE UU está actualmente en el 3,8%. La buena marcha de la economía está llevando al banco central a elevar el precio del dinero de una manera gradual desde final de 2015.

La autoridad monetaria se limita a dar el dato general sobre la evolución del patrimonio, sin entrar a detallar como se distribuye este incremento. El alza en el precio de la vivienda implica, sin embargo, que son los estadounidenses más mayores los principales beneficiados. El estancamiento de los salarios y la deuda universitaria están retrasando que muchos jóvenes inviertan en la compra de una casa.

Actualmente un 64% de la población tiene una vivienda en propiedad, frente a casi el 70% que se registró antes de la crisis. En cuanto a las inversiones, se calcula que el 80% de las acciones que se negocian en Wall Street son propiedad del 10% de la población, otro detalle que permite tener una idea de cómo se reparte la riqueza. Los estadounidenses son, además, más cautos en el gasto.

Los analistas de Goldman Sachs dicen, mirando los datos, que es el mejor rendimiento que puede tener la economía. Pero para el estadounidense medio, las cosas no han cambiado mucho y el consumo se muestra frágil. La reforma fiscal, añaden desde Stifel, no se traslada en más gasto porque el efectivo adicional se ahorra o se dedica repagar deuda. El alza de la gasolina se come ya el beneficio por la rebaja de impueso.

La próxima subida se espera para la próxima semana, la séptima en este ciclo. Las estadísticas de la Fed muestran en paralelo que las compañías cuentan con 2,7 billones en activos líquidos que pueden destinar a invertir en sus negocios y a contratar nuevos empleados. También se está utilizando el dinero para financiar planes de capital, como la concesión de dividendos y la recompra de acciones.

 

Fuente: https://elpais.com/economia/2018/06/08/actualidad/1528414762_498509.html