Bruselas avala las cuentas de España pero pide un ajuste de 7.500 millones para 2019

  • Fecha: 2018-05-24
  • País: Worldwide

En días como este jueves sólo queda ponerse a cubierto y encomendarse a quien haga falta para que pase pronto el temporal. Tocaba examen económico en Bruselas, que en el caso español constaba de la opinión sobre el proyecto de presupuestos de este año y, asimismo, las recomendaciones específicas para mejorar las finanzas del país. Los palos vienen de serie. La duda era saber su intensidad. Ahora bien, en lo político sigue la luna de miel entre Madrid y Bruselas. Hoy el malo de la película es italiano. En lo técnico, eso sí, ya es otro cantar.

 

Además de pedir un ajuste estructural del 0,65% del PIB -unos 7.500 millones de euros- de cara a 2019, año electoral en comunidades, ayuntamientos y quién sabe si el propio Estado, los funcionarios comunitarios no tienen reparos en dejar entrever que no les ha gustado un pelo la subida de las pensiones pactada entre el PP y el PNV para adecuarlas al IPC este ejercicio y el próximo. «Los incrementos y el retraso en el factor de sostenibilidad (se ha aplazado hasta 2023)ponen en cuestión el compromiso con esas reformas (2011 y 2013)», censuran. Sin embargo, el vicepresidente del Euro, Valdis Dombrovskis, eludió cebarse con España y dijo solo que «nunca recomendamos revertir las reformas de las pensiones, así que esperamos que sigan aplicándose».

 

Fue una jornada extraña. Los grandes espadas económicos de la Comisión, con Dombrovskis y el comisairo Pierre Moscovici a la cabeza, comparecieron a mediodía para dar a conocer un batiburrillo de prolijos informes técnicos que conforman el semestre europeo. En lo concerniente a España, la atención era doble al publicarse también la opinión sobre el proyecto presupuestario enviado por el Gobierno de Mariano. Lo paradójico es que a esa hora nadie sabía que iba a ocurrir con esas cuentas. Porque si el PNV se decantaba por el 'no', ya no habría Presupuesto que valorar y, por ende, la opinión de Bruselas hubiera quedado en papel mojado. No fue el caso.

 

En su texto, de cuatro folios, la Comisión lo avala de «forma general» pero advierte de que incumplirá tanto el déficit nominal como el estructural pactado. Como ya publicó este diario ayer, alerta de que el primero se elevará del 2,6% al 2,7%, sobre todo por la subida de las pensiones de 2018, cuyo impacto será de 1.522 millones. En total, cinco décimas más del compromiso fijado. La excusa es que estará por debajo del 3%, lo que le permitirá salir por fin del procedimiento de déficit excesivo. Ayer, de hecho, lo hizo Francia, dejando a España como el peor alumno de toda la UE.

 

«El Presupuesto es expansivo en un momento en que la economía española está creciendo por encima de su potencial. La Comisión invita a las autoridades a estar preparadas para adoptar medidas adicionales dentro del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que se respeta plenamente el Pacto de Estabilidad», subrayan en su lenguaje diplomático. Esto es, amenazan con nuevos ajustes.

 

Reformar el mercado laboral

 

Y es que el Gobierno de Rajoy está hablando mucho de gastos para contentar a los partidos que finalmente aprobarán las cuentas, pero muy poco de los ingresos. Porque ajuste no es sinónimo de recorte. No se trata sólo de gastar menos, también se puede ingresar más y hasta la fecha la única novedad es un impuesto a las tecnológicas llamado 'tasa Google', con el que se pretende ingresar este año unos 600 millones. «El aumento del gasto sólo está financiado parcialmente con medidas extra de ingresos», recalca el informe.

 

Entre las recomendaciones específicas y más allá de los deberes fiscales, Bruselas volvió a pedir mejoras en el sistema público de empleo para asegurarse de que estos servicios tienen la capacidad de ofrecer apoyo efectivo a quienes buscan un trabajo, incluida una cooperación mejor con las empresas. También en el mercado laboral, para que haya más contratos indefinidos. Más inversión en I D, en educación, más apoyo a las familias para reducir el riesgo de pobreza y la desigualdad...

Ya por la tarde, con los Presupuestos ya debajo del brazo tras el apoyo del PNV, el ministro de Economía, Román Escolano optó por un optimismo chocante e insistió en que España cumplirá con el déficit del 2,2% prometido. «En los últimos años hemos tenido alguna discrepancia sobre si España iba a cumplir y yo creo que los resultados de los últimos años nos avalan», señaló.

Su departamento anunció que ayer el país hizo su octavo reembolso anticipado al MEDE -y el segundo este año-, por 3.000 millones, correspondiente al rescate del sector financiero en 2012. Aún quedan por devolver otros 23.700 millones.

 

Fuente: http://www.finanzas.com/noticias/economia/20180524/bruselas-avala-cuentas-espana-3846687.html