La economía mundial crecerá este año un 3,9 por ciento

  • Fecha: 2018-03-16
  • País: Worldwide

La economía mundial acelera. El informe de invierno de previsiones económicas de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estima que tras crecer un 3,7% en 2017, el PBI mundial aumentará hasta un 3,9% este año y el próximo. El texto revisa al alza dos décimas de punto en comparación con las previsiones de noviembre del año pasado.

El informe de la OCDE también ve como principal riesgo a la baja que podría desbaratar ese crecimiento el auge del proteccionismo e, incluso, el peligro de una guerra comercial después del anuncio estadounidense de que impondrá aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%). La OCDE considera que esas tentaciones proteccionistas supondrán un freno al crecimiento económico a medio plazo.

El crecimiento mundial fue en 2017 el mayor en una década con ese potente 3,7%. Todos los bloques crecen, con las economías europeas marcando tasas récords de más de una década y la Eurozona creciendo por encima del 2,5%.

Las razones del crecimiento del PBI mundial están, según el informe, en un comercio mundial que ganó fuerza en los últimos años, la vuelta con fuerza de las inversiones tras años de crisis desatada en 2008 y a la mayor confianza de los hogares y empresas de las economías desarrolladas.

Estos aceleradores están generando empleo y para los países de la OCDE la tasa de desempleo ya es inferior a la existente antes de la crisis económica, aunque el informe constata una fuerte desigualdad en la creación de empleo en las economías desarrolladas, que sigue siendo muy débil para los jóvenes. A pesar del optimismo, el texto de la OCDE asegura que “las perspectivas de crecimiento a medio plazo siguen siendo mucho más débiles que antes de la crisis financiera”.

El informe considera que las rebajas de impuestos y las subidas de gastos anunciadas por la Casa Blanca empujan al alza el PBI estadounidense, pero no entra a valorar sus efectos fiscales. Sí advierte de riesgos y apunta directamente a la política comercial del inquilino del Despacho Oval: “El proteccionismo es un verdadero peligro que podría afectar negativamente a la confianza, las inversiones y el empleo. Los gobiernos de los países productores de acero deben evitar una escalada”.

La amenaza de Washington de imponer aranceles al acero ha llevado a varios gobiernos, entre ellos el argentino, a intentar negociar con la Administración de Donald Trump una exención. Europa también quiere quedar exenta, pero además amenaza con represalias comerciales contra Estados Unidos, lo que podría desatar una guerra comercial entre los dos principales bloques económicos del planeta.

La OCDE cree que la economía mundial podría frenar su crecimiento si no se controlan las tensiones financieras que podrían provocar las esperadas subidas de tasas de interés, por lo que la organización pide a los bancos centrales que anuncien con tiempo y de forma clara sus movimientos de tasas.

El informe de previsiones de la OCDE también destaca el papel de Alemania, cuyas previsiones económicas siguen al alza en situación de casi pleno empleo.

Y de una Francia que va saliendo de su atonía “ayudada por el impacto de las reformas recientes”. Un aplauso a la política económica del presidente Emmanuel Macron.

El Reino Unido, por la incertidumbre que provoca el Brexit, sigue siendo, entre las grandes economías europeas, la que peor datos de crecimiento de PBI muestra en los últimos trimestres, la que tiene peores previsiones y la que tiene peores datos como los de producción industrial o inversiones.

Londres volvió a recibir ayer una advertencia desde Bruselas.

 

Fuente: https://www.clarin.com/mundo/economia-mundial-crecera-ano-39-ciento_0_HkP-0srYf.html