Mercado inmobiliario de Miami está tan fuerte que las casas se venden casi por lo que pide el dueño

  • Fecha: 2018-02-23
  • País: USA

Un informe de la Miami Association of Realtors indica que el mercado de bienes raíces a nivel local se encuentra en buen estado de salud. En enero aumentaron las ventas de los condominos, de las casas unifamiliares y de las propiedades de lujo valoradas en $1 millón de dólares y más.

Las ventas de propiedades residenciales en Miami-Dade se incrementaron un 5.1 por ciento en un año, de 1,731 a 1,820. Eso representó $791.3 millones en ventas solo el mes pasado, $89 millones más que en enero del 2017. Esta cifra no incluye las propiedades multimillonarias.

Miami Association of Realtors, que agrupa a vendedores de propiedades inmobiliarias en Miami, deriva esta información del Multiple Listing Service (MLS), un sistema computarizado que recoge el listado de propiedades en venta.

Una de las conclusiones más importantes que se deriva de los resultados del mes pasado es que las propiedades en Miami se venden por una cantidad muy cercana al precio en que los dueños las pusieron en el mercado. Eso es algo así como “pida por esa boca que su deseo será concedido”.

Otro índice muy bueno para quienes planean poner su propiedad a la venta es que se están vendiendo muy rápido.

Como promedio, transcurren 47 días desde que una casa unifamiliar se pone a la venta y recibe un contrato. El año pasado ese mismo proceso tomaba 61 días. Para cerrar el negocio, solo hacen faltan 98 días, un descenso considerable si se compara con enero del 2017, cuando tomaba 113 para concluir la venta.

Vender un apartamento toma un poco más de tiempo, 123 días. Pero hoy recibirá un contrato en solo 75 días, 10 días antes que lo que tomaba el año pasado.

El escaso inventario de casas a la venta determina en parte los precios y la rapidez en las ventas. En enero del año pasado había 6,590 casas unifamiliares en el mercado y este año solo hay 6,255.

Este inventario ha diminuido durante más de cinco meses, lo que confirma que estamos en presencia de un mercado favorable a quienes venden su propiedad.

En cuanto a los apartamentos, hay un inventario de más de 14 meses, lo que indica que es un mercado favorable para compradores.

Un mercado balanceado entre compradores y vendedores es aquel que tiene un inventario de propiedades de entre seis y nueve meses.

El mayor obstáculo para las ventas de condominio es la dificultad para conseguir financiamiento. De los 9,307 edificios o complejos de condominios en Miami-Dade y Broward, solo 12 están aprobados para recibir préstamos de la Federal Housing Administration (FHA). Este es un tipo de préstamo para quienes compran una vivienda por primera vez, que les permite dar como entrada un 5 por ciento o menos del precio de venta.

Aumentan los precios, pero se venden menos propiedades embargadas

Me gustaría decirle que es una buena noticia, pero para quienes no han comprado una vivienda todavía, no lo es. El precio medio de una casa unifamiliar subió $20,000, llegando a alcanzar los $330,000 (a nivel nacional es de $240,500). Los aumentos se han mantenido durante 74 meses consecutivos, una racha que se prolonga por más de seis años.

Los condominios no se quedan atrás. Ahora se venden por $230,000.

A nivel nacional y estatal las ventas de casas disminuyeron. Sin embargo, en Florida aumentaron las de condominio un 5.9 por ciento con relación a enero del 2017.

Sí es una noticia estimulante que solo un 9.9 por ciento de las ventas de enero eran propiedades embargadas (incluyendo las que estaban en poder de un banco y las ventas a corto). El año pasado estas representaban un 12.7 por ciento, y en el 2009, el 70 por ciento de las propiedades estaban en esta categoría.

A nivel nacional el porcentaje de estas ventas es más bajo que en Miami. Representan solo un 5 por ciento del mercado, dos por ciento menos que el año pasado.

Ventas en efectivo

En este condado el efectivo es el rey en el mercado de bienes raíces. El 42.2 por ciento de las transacciones se hacen en cash. Esto representa el doble de la cifra nacional (un 22 por ciento).

Pero, hay que mirarlo por el lado bueno. Hubo una disminución con respecto al año pasado, cuando el 43.4 por ciento de las propiedades se vendieron en efectivo.

Estas cifras prueban que el sur de la Florida atrae muchos compradores internacionales. Las ventas de condominios son en su mayoría en efectivo porque los bancos no aprueban financiamientos para edificios.

Influye en el auge del mercado en Miami el hecho de que muchos residentes de otros estados del Norte se están mudando para el sur de la Florida buscando ahorros fiscales.

La reforma tributaria aprobada en diciembre establece que el límite para deducciones por las ventas, los dividendos y los impuestos de la propiedad es de $10,000.

Muchas personas vienen desde otros estados que tienen impuesto estatal y altos impuestos de propiedad buscando el ahorro que representa la Florida, que no cuenta con impuesto estatal.

 

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/noticias/finanzas/article201699274.html