EEUU: Sesgo gregario y secuencia técnica incompleta

  • Fecha: 2018-02-22
  • País: USA

En espera de que el nuevo presidente de la FED, Jerome Powell, celebre su primera reunión del FOMC -los días 20 y 21 de marzo- con subida de tipos de 0.25 puntos, la rentabilidad de la deuda USA continúa al alza en todos los tramos de la curva y registrando máximos plurianuales. El Treasury a 1 año alcanzó ayer el 2%, por primera vez desde el 23 de septiembre de 2008.

Los tipos de los bonos a largo plazo, el 10 años que ha subido hasta el 2.9% o el T-Bond con vencimiento a 30 años que alcanzó ayer el nivel 3.15%, también están recuperando terreno (cayendo de precio). 

Son diversos los factores que explican las bajadas del precio de los bonos. Algunos como la desconfianza de los inversores, retirada de la FED del mercado, ligeras alzas de inflación, alejamiento de los expertos Bond Vigilantes, niveles de deuda USA, previsiones de aumento de déficit, falta de fortaleza económica... son los que venimos exponiendo desde hace años y combinados con análisis técnico y de posicionamiento COT, nos han permitido sugerir sencillas estrategias para aprovechar una oportunidades con muy bajos niveles de riesgo, siempre limitado. La última estrategia sugerida fue activada hace escasas semanas y acumula una rentabilidad superior al 10%, exenta de riesgo.

El mercado espera subida de tipos oficiales en marzo con un 83% de probabilidad. Una economía tan endeudada y dependiente del crédito (con la morosidad al alza en distintas áreas crediticias tal como explicamos en anteriores posts y con multitud de empresas zombi), tendrá difícil zafarse de las consecuencias de elevar los costes y gastos financieros. 

Gracias a la intervención masiva de las autoridades monetarias y ahora también a la reforma fiscal recién puesta en marcha, las consecuencias pueden aún demorar su aparición. La expansión económica sigue su avance, aunque lento, es la más prolongada en el tiempo pero la más débil desde la segunda guerra mundial.

A medida que avanza frágil pero suben los tipos de interés, las probabilidades de asistir a una ralentización, incluso recesión, son cada día más altas. Pero como indicaba más arriba, aún no se atisban síntomas. Más bien al contrario según desvela encuesta reciente de Bank of America, los expertos gestores de fondos mantienen en sus carteras niveles de sobre ponderación extrema en renta variable, los inversores continúan emocionados con las expectativas, vean:

La ponderación de los gestores a bolsa ha alcanzado niveles máximos históricos, cuando los mismos gestores de fondos al mismo tiempo reconocen estar en el mercado más sobrevalorado de la historia, sólo después de los excesos del año 2000.

Vean la opinión de los mismos gestores en la encuesta de BofA respecto de la valoración de la bolsa USA.

Los gestores que admiten sobre valoración del mercado han alcanzado el mayor porcentaje dese el año 2000, a pesar de lo cual permanecen invertidos al máximo y sobre ponderados, con niveles mínimos de efectivo en sus carteras, confiando en su habilidad para vender antes de que se produzca la necesaria corrección.

No es una situación nueva, como tampoco es nuevo que sólo una minoría consigue su propósito. Observen en el gráfico de arriba sobre ponderación de carteras la fuerte sobre exposición de los gestores en los años 2000 y 2007, justo antes de las dos grandes debacles bursátiles.

Entonces los gestores también actuaron de forma gregaria y confiada, de alguna manera rehenes del temor a vender antes de tiempo y quedarse fuera de eventuales subidas de las cotizaciones es un sesgo común y pernicioso que incide en las decisiones de inversión.

De momento las bolsas se comportan vibrantes y ajenas a la realidad de fondo, sin descontar riesgos de ninguna clase. Situación que previsiblemente se afianzará en próximos meses, sin perjuicio de correcciones y algún susto en el camino.

La caída abrupta finalizada hace dos semanas ha sido corregida en vertical y alcanzado niveles que coinciden con importantes referencias técnicas de control, que podrían poner en apuros el rebote.

Dow Jones. 60 minutos

El aspecto del índice S&P500 es similar, vean un gráfico de muy corto plazo, 15 minutos, con anotaciones del recuento más probable desde los máximos de la sesión del pasado día 26 de enero.

Según la secuencia correctiva en formato A-B-C, normal en cualquier corrección técnica de mercados, estaría incompleta:

SP500. 15 minutos

El tecnológico Nasdaq ha avanzado algo más que los anteriores, en relación a las caídas previas, tanto el Dow como el S&P500 han recuperado el Fibo-61.8% de las caídas frente al también Fibo-73.6% del Nasdaq, arrastrado al alza por la inusitada fortaleza de los famosos FAANG.

Nasdaq 100. 60 minutos

La reacción alcista de las bolsas europeas desde los mínimos de hace dos semanas ha sido menos intensa y no conviene descartar (análisis y expectativas explicados en post de ayer, con particular atención al IBEX-35).

De igual manera que tampoco cabe descartar un comportamiento inesperado en los mercados de bonos, que pasaremos a explicar detalladamente, con estrategia incluida, en el post de mañana. Una eventual tendencia de medio plazo que puede alterar el curso de los acontecimientos y proyecciones financieras.

 

Fuente: http://www.finanzas.com/noticias/mercados/bolsas/20180222/eeuu-sesgo-gregario-secuencia-3787826.html