Temor empresarial a una Cataluña en descontrol por la escalada soberanista

  • Fecha: 2017-10-04
  • País: Worldwide

La crisis política y social en Cataluña tiene en vilo al mundo económico y empresarial desde hace semanas. A estas alturas de la deriva secesionista de la Generalitat, la escalada de tensión es imparable y cada pico de incertidumbre tiene un efecto directo sobre el nivel de confianza de los empresarios españoles, y también de los catalanes. Oryzon abandona Cataluña para instalarse en Madrid.

 

Temen que el separatismo se desborde, que Carles Puigdemont pierda el escaso control que le queda de la situación y que la reacción del Gobierno central, más que tardía, abandone del todo la proporcionalidad de la que ha hecho gala desde que el Ejecutivo catalán se descarriló de la vía de la legalidad.

Hay temor por las consecuencias y muchas dudas en torno al día después de una eventual declaración unilateral de independencia de Cataluña, y los directivos y patronales no ocultan su preocupación -y así lo han manifestado a elEconomista-, ahora que los beneficios empresariales acumulan tres años de mejoras ininterrumpidas, después de atravesar la peor recesión de la historia.

Preocupación en la empresa familiar

"Cuanto antes" reclaman una solución los más de 500 empresarios familiares que se reunieron hasta ayer en Toledo en su XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar, donde la cuestión catalana planeó sobre todas las conferencias y conversaciones en los pasillos.

La situación es grave y preocupa a este sector, responsable de casi el 90% del tejido productivo nacional y de casi el 70% del empleo en España. Desde el Instituto de Empresa Familiar (IEF) insisten en reclamar al Gobierno una solución urgente para recuperar la normalidad política en nuestro país, porque "la inestabilidad genera incertidumbre y la incertidumbre frena el desarrollo", advirtió ayer su presidente, Ignacio Osborne, durante la clausura del Congreso.

"Muchas de las empresas que estamos aquí tenemos sedes en Cataluña, fábricas, tiendas, trabajadores, clientes, proveedores..., recordó, y envió un mensaje de apoyo a las empresas y familias en esa comunidad autónoma, para que la crisis se solucione "lo antes posible" y se recupere el "equilibrio social".

Antes, Mariano Puig, miembro del grupo Puig, multinacional de perfumería, había arrancado una gran ovación del auditorio del Palacio de Congresos de Toledo cuando se expresó emocionado: "Soy catalán, pero también me siento español". "En Cataluña hay un grave problema. Existe, lo admitamos o no. Soy optimista y espero que seamos capaces de resolverlo", añadió.

Poco después, Rosa Tous, vicepresidenta de la famosa joyería catalana, lamentó que la situación que estamos viviendo es "triste y dura" y "no tiene antecedentes", y pidió al Gobierno "soluciones que tranquilicen al país y nos ayuden a recuperar la normalidad".

La incertidumbre también se deja notar en el sector bancario. En ese sentido, el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, aseguró ayer que, ante la "inquietante" situación política que vive España, la entidad financiera cuenta con los instrumentos adecuados en el marco de la UE y del sistema de supervisión bancario europeo para proteger los intereses de sus clientes. "Si fuera necesario se tomarían las medidas suficientes", señaló Oliu, tras subrayar que la actual coyuntura puede desviar el foco de la seguridad jurídica y la seriedad institucional, hoy "fundamentales".

A las peticiones de los empresarios catalanes se sumaron también las de grandes empresas familiares españolas como Grupo Antolin y Delaviuda. Por su parte, la vicepresidenta del fabricante de interiores para automóvil, Helena Antolín, se mostró preocupada por la imagen que está dando España en el extranjero, se posicionó del lado del diálogo y tranquilizó frente a lo que considera "una piedra más en el camino". "España ha tenido problemas y siempre ha salido adelante", afirmó. Después, el consejero delegado de la empresa líder en el sector del turrón español, Manuel López Donaire, lamentó que la incertidumbre añade riesgo a las empresas y, dicho esto, se echó a un lado: "Dejemos trabajar a los políticos".

También el presidente de Mercadona, Juan Roig, reconoció ayer que "como español y como persona" está "preocupado" y "asustado" por la situación que atraviesa Cataluña. "Hay un gravísimo problema en España y hay que reconocerlo" y solucionarlo con el diálogo, destacó el empresario, que participó en el encuentro El Corredor Mediterráneo Una realidad inaplazable, que reunió en Madrid a unos 2.000 empresarios de toda España.

No se adherierion al paro de país

Las grandes empresas no se adhirieron a la convocatoria de paro de país ayer en Cataluña de la Mesa por la Democracia por la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil para impedir el referéndum sobre la independencia del domingo. Las principales enseñas de moda, la banca y las empresas catalanas del Ibex mantuvieron su actividad, respetando la opción de los trabajadores que desearon seguir la huelga general también convocada para ayer por sindicatos minoritarios. También abrieron los grandes centros comerciales y la cadena El Corte Inglés, y funcionaron las factorías de Seat y Nissan, aunque la segunda a medio gas por la ausencia del 20% de la plantilla, según fuentes sindicales.

Respecto a las pymes catalanas, la patronal Pimec calculó que un un 54% paraó todo el día, y un 31% hizo paros puntuales para mostrar su rechazo a la violencia policial. La mayor adhesión se dio en la provincia de Girona.

Guindos pide calma

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que "las empresas no tienen nada que temer" en Cataluña porque el Gobierno va a evitar la independencia. "Estamos viviendo tiempos de mucho ruido y de mucha confusión", ha apuntado en declaraciones ante los medios antes te intervenir en el South Summit.

En ese sentido, ha subrayado que "el Gobierno va a elegir los instrumentos y los tiempos para que no se produzca la independencia", por lo que "las empresas no tienen nada que temer".

El Gobierno "no va a dejar que ninguna veleidad" afecte al crecimiento económico y, de hech

 

Debate en la Eurocámara

El pleno del Parlamento Europeo discute este miércoles sobre el respeto del Estado de derecho y de los derechos fundamentales en Cataluña, en un debate extraordinario incluido en el orden del día este mismo lunes por los incidentes registrados durante la jornada del referéndum ilegal del domingo.

Así lo acordaron una mayoría de grupos que optaron por validar el enunciado propuesto por los Socialistas y Demócratas (S&D) -"Constitución, Estado de derecho y Derechos fundamentales en España a la luz de los acontecimientos en Cataluña"-, que contó con el apoyo del Partido Popular Europeo (PPE) y de los Liberales (ALDE).

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, informó posteriormente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de esta decisión y del tema pactado para el debate, según indicaba el propio Tajani en su cuenta oficial de Twitter.

 

Fuente: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8651468/10/17/Temor-empresarial-a-una-Cataluna-en-descontrol-por-la-escalada-soberanista.html